Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘sevilla’

El hoy ex alcalde Monteseirín, que como ya he comentado en otro lugar de este blog es muy aficionado a las estrellas, es otro espabilao que,  como Chaves, abandonó  el barco antes de que éste se hundiera, eso sí,  dirigiéndolo hasta el último minuto antes de la zozobra , como su máximo patrón, Zapatero. Alfredo, que es como lo llaman los sociatas,   ha convertido la plaza de la Encarnación en el garaje de StarTrek. Esa construcción “vanguardista” al estilo calatraveño, estilo que ya empieza a cansar, todo sea dicho de paso, constituye todo un escarnio para los sevillanísimos de siempre (generalmente votantes del PP y porque no pueden votar a Queipo…) que si por ellos fuera esta ciudad sería como los antiguos decorados que los nazis de la UFA hacían para mayor gloria de Imperio Argentina, llena de rejas verdes y balcones repletos de geranios. No veas la grima que a dicho personal les dio esta Semana Santa el ver a la Macarena debajo del hangar de Mr. Spock….

Mucho me temo que ayer, día de reflexión electoral, al facherío le debió de dar un telele al ver el cobertizo galáctico lleno de habitantes de otro planeta: gente joven comprometida, pacífica, y aseada (como barrían los condenaos) ; gente harta de un sistema político bipartidista que sólo sirve para que Gürtels y Eres ocupen su tiempo en ponerse mutuamente a caldo mientras el país se desangra; jóvenes (y no tan jóvenes) que gritaban lemas como “No hay pan para tanto chorizo”. No sabía yo que Star Trek era un documental, y no una serie de ficción. Pero aterrizó aquí la  Enterprise y de pronto me sentí teletransportado a mis años mozos, a aquellos años de compromiso, en el que muchos creimos que podíamos cambiar las cosas…y las cosas cambiaron. Porque ayer, a diferencia de entonces, no hubo policías, ni botes de humo, ni palizas en comisaría, ni detenciones arbitrarias.

Anuncios

Read Full Post »

nazareno

Reconozco que una de las muchas contradicciones que le hacen ser a uno un tipo interesante es la que se produce de la colisión entre mi decidida militancia anticlerical/atea y mi absoluta fascinación estético/emocional por la Semana Santa sevillana.  Lo reconozco, soy uno más de esos miles de sevillanos “capillitas ateos”. Por eso, andaba yo aterrorizado ante la idea que algunas hermandades de diversos lugares de la Madre Patria (una señora muy beata y meapilas) andaban barajando: colocarse un lazo blanco en protesta por la futura ampliación de la Ley de la Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Quede claro que me parece absolutamente lógico, coherente, sensato, y esperable que las hermandades católicas sigan fielmente la doctrina de la Santa Madre Iglesia (que de madre, la verdad, tiene muy poco: entre otras cosas porque, para serlo, es necesario practicar esa guarrada llamada sexo).

Quede claro que me parece absolutamente coherente que la iglesia defienda que el aborto es un pecado gravísimo, dado que, según ella: 1) Se supone que Dios insufló el alma al nuevo sujeto “en el mismo momento de la concepción” (¿antes, durante o después del último espasmo orgásmico de la madre?) y 2) Nadie puede decidir sobre la vida de un ser humano (con alma), salvo Dios.

Me joden los progres que se escandalizan con la postura de la Iglesia. ¿Qué esperaban de una organización que basa todas sus premisas en un principio tan irracional como la revelación y la fe, y trata de expandir su Eclesiam Way of Live al resto de los ciudadanos, lo quieran estos o no (si no lo desean..es porque están equivocados, obviously) .

A ver si os enteráis pardillos de mierda: las religiones no tienen nada que negociar. Dado que sus principios son verdad porque sí, inmutables, absolutos, indiscutibles, revelados , que casualidad, precisamente a los que mangonean desde dentro, nada queda para el debate. Tú estás en el error y ellos en la verdad absoluta, punto y pelota.

Por eso, me he vuelto a congraciar con las personas -católicas, apostólicas y romanas- que dirigen el tinglao de la Semana Santa sevillana. Y siguiendo la tradición de no ser una mera correa de trasmisión de la jerarquía, el consejo de cofradías ha tomado el camino de no tocarnos las pelotas a los muchos ciudadanos que nos acercamos con respeto y emoción estética a los desfiles procesionales  sin comulgar con su doctrina. El buen rollito se impuso a la intolerancia. Vamos a llevarnos todos bien. Porque, señores , si me llegáis a sacar el puto lazo, me hubierais obligado a salir con una pinta más propia de la hija pequeña de una folclórica hortera -lleno de lazos- que de un profesor respetable. Que yo sepa, y a título de ejemplo, estos podrían ser algunas de las campañas a las que podría acogerme, en protesta por vuestras antiguas fechorías:

–          Lazo negro: por los miles de mujeres  asesinadas en la hoguera, acusadas de brujería.

–          Lazo verde: por el proceso inquisitorial y  la condena a muerte de Giordano Bruno

–         Lazo azul: por el proceso inquisitorial contra Galileo Galilei

–          Lazo marrón: por el proceso inquisitorial y  la condena a muerte de Miguel Servet

–          Lazo Amarillo: por el proceso inquisitorial y la condena a muerte de Cayetano Ripoll (¡1826!)

–          Lazo rosa: por la condena intelectual a la obra de Charles Darwin

–          Lazo rojo: por todos los republicanos asesinados durante y tras nuestra guerra civil que fueron delatados y acusados por algún acólito, sacerdote o religioso.

Y que quede claro, mis queridas autoridades eclesiales, que algunos estamos convencidos de que si no seguís haciendo este tipo de “travesuras” es porque no os dejamos.  Porque poco se puede esperar de una organización, cuyo monarca absoluto hizo suya, en 1990, la siguiente gilipollez de Feyerabend:

‘La Iglesia se atuvo a la razón más que el propio Galileo
y consideró las consecuencias éticas y sociales de su doctrina (…)
Su sentencia fue racional y justa»

Corriere della Sera, 30 de marzo de 1990

Read Full Post »